Ambiente y Seguridad

Tecnología e innovación al servicio de proyectos sostenibles

noviembre 5, 2019 9:51 am| Escrito por:: Elines Olaverría

El Cambio Climático nos han montado en una ola verde que, a través de la unificación de pequeñas acciones, busca generar grandes cambios a favor del planeta Tierra. De esta revolución se derivan los automóviles eléctricos, una alternativa que busca disminuir el uso de vehículos con motores de combustión.

Para el Programa de Rehabilitación de Redes Eléctricas, el compromiso con las buenas prácticas ambientales es uno de los pilares más importantes y junto al componente de Gestión Ambiental y Seguridad, trabajamos para que cada hogar dominicano sea beneficiado con energía sostenible, poniendo siempre primero el respeto y cuidado del medio ambiente.

Kepco, empresa contratista surcoreana, comparte nuestras políticas medioambientales y da la milla extra. Amarys Galarza, gerente de Obras de los proyectos con financiamiento de Banco Mundial, nos cuenta que actualmente tienen 6 unidades de vehículos eléctricos trabajando las áreas de concesión de EDE Este, impactando comunidades como San Luis, El Almirante, Sabaneta, La Colonial, 27 de febrero, Guachupita, Agua Dulce, entre otros, y también comunidades pertenecientes a Edesur.

Y continúa: “Estos vehículos son virtuosos y de características variadas. A nivel de tecnología son muy avanzados y a nivel de eficiencia mecánica, no necesitan mantenimiento ni de aceite o radiador, sólo carga y mantenimientos básicos, como cuando se le dañan los neumáticos, por ejemplo”.

Juan Lineros, gerente de Seguridad y Medio Ambiente, sostiene que para nadie es un secreto que la utilización de fuentes de energía alternativas se ha convertido en una de las prioridades del mundo moderno, como una forma de decirle a la población “hay algo más y no daña el medio ambiente. No es sólo petróleo.

De su lado, Nathanael Carpio, coordinador ambiental del Programa, agregó: “El uso de automóviles que utilizan combustible fósil genera un aumento de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), por consiguiente, deterioran la calidad de aire y capa de ozono. Es por ello que el uso de vehículos eléctricos para la supervisión de trabajos, es una aplaudida iniciativa en pro del ambiente, garantizando cero emisiones de GEI y ruido”.

Al cuestionar sobre la efectividad de los vehículos durante los trabajos de campo, Miguel Hernández, nos indica que como tampoco tiene motor, muffler ni transmisores, el carro apenas se siente. Mientras que Hugo Woodly, dice que, por su diseño ergonómico, hasta le reducen el estrés que se puede generar al conducir, pues se siente tan cómodo como si estuviera sentado “en la sala de su hogar”.

Su rendimiento es de 300km por carga. Rony Jazon, por ejemplo, es un colaborador de la contratista que vive en Santiago, pero labora en Santo Domingo. Cada viernes se desplaza con su carga completa hasta la mencionada ciudad cibaeña, completando su trayecto y quedándole un 20% de carga. Este rendimiento, puede variar por otros factores como el uso del aire acondicionado y la constancia de la aceleración.


Y ya que hablamos de carga, es importante resaltar que se toma de 4 a 5 horas alimentar un vehículo totalmente descargado, sin embargo, sus usuarios afirman que el proceso es tan sencillo como tomar una fuente (la más popular es de 240vv) y conectarla a un tomacorriente. Para desconectarlo, como un mecanismo de seguridad, primero se debe apagar el abastecedor de energía y luego de retira la fuente del carro.

Sin lugar a duda, el uso de los vehículos eléctricos en el país crece, promete y su uso dentro del Programa, se perfila como un instrumento de contribución al desarrollo un futuro sostenible.